Entrevista a los creadores del proyecto ecológico Retos por el Cambio

Hoy me gustaría escribir sobre un interesante proyecto online de ecología creado por dos catalanes, Roser y Dani, que se titula »Retos por el cambio«. En su página web nos proponen una serie de retos o pequeñas cosas que podemos cambiar en nuestra vida para vivir de manera más ecológica sin demasiado esfuerzo. Como me gustó su idea los he invitado a tomarse un té verde internáutico con todos nosotros y de paso contarnos más cosas sobre su idea.

Vista previa de esta interesante web sobre ecología


Hola Roser y Dani, bienvenidos a Tres Arándanos. En primer lugar me gustaría que me contarais quiénes sois y me hablarais de cómo se os ocurrió la idea de crear este proyecto:

Concurso de fotografía contra la pobreza

Hace poco me escribieron desde la ONG Sonrisas de Bombay para contarme que están preparando un concurso de fotografía de carácter benéfico titulado "Un clic, una sonrisa". Como sé que muchos de los que me leéis sois buenos cocineros estoy segura de que más de uno(a) querrá apuntarse. Y más aún si es con un fin solidario. O cuento de qué va el concurso.


Sonrisas de Bombay es una ONG que se dedica a ayudar a los habitantes de los barrios más pobres (slums) de Bombay, en la India. Cada año organizan un concurso de fotografía, y el de este año tiene como tema "La gastronomía india". Para participar sólo tenéis que enviar una imagen (máximo tres), ya sea de un viaje, de un plato que hayáis cocinado o de cualquier otra cosa que se os ocurra y que esté relacionada con la temática del concurso. Tenéis de plazo hasta el 4 de septiembre, así que podéis aprovechar las vacaciones.

La odisea de la lactancia exclusiva o cómo sobrevivir a las primeras semanas con éxito

Lo sé, lo sé, parece que hayan pasado siglos desde la última vez que nos leímos. Mis canas y yo al menos tenemos esa sensación. Pero es que, queridas lectoras mías, no os escribo desde el manicomio pero poco me ha faltado. Lo que sí es cierto, y no lo digo por echarme flores sino por que me excuséis las faltas de ortografía, es que estoy escribiendo estas líneas en un teléfono. Con la mano derecha. Y además soy zurda. ¡A ver quién es la lumbrera que adivina qué tengo en la otra mano! Pues sí señoras y señores, llevamos ya un par de meses de lactancia exclusiva, y cabe destacar que es una de las cosas más difíciles que he hecho en mi vida. ¿El examen aquél de matemáticas, sí, ese que tenía sólo letras? No. Esto ha sido PEOR. Sí, sí, vale, la lactancia es muy sana y muy bonita. Pero, al menos para mí, hasta que no pasas del tercer mes se parece más a una tortura que a esas fotos idílicas que te enseñan en las charlas matronales. Es algo que casi nadie te dice (porque, una vez nacido el niño, prefieren decirte "que no tienes leche"). Y es por eso que voy a arriesgar un diagnóstico de túnel carpal para airear mis quejas contra la naturaleza y contra los (casi)profesionales médicos que me he cruzado en estos meses. O mejor dicho, contra las básculas de bebés y el demonio que las inventó.

Sacarse leche nunca ha sido ni fue tan idílico como en las fotos. Imagen cortesía de Medela / Amazon.

A Arandanita Grande no pude darle el pecho y me tuve que conformar con la compañía de un sacaleches doble cada tres horas, cada día y cada noche de muchos largos meses. Mientras escuchaba el chup-chuuup de mi querido sacaleches -doble- de madrugada solía fantasear con lo fácil que debía de ser dar de mamar como cualquier otra mamífera. Y más aún cuando me veía obligada a dar un biberón en público y alguna talibana de la lactancia me juzgaba sin saber que no me había quedado otra opción. Y no, no era porque no tenía bastante leche, ni porque mi leche "no valía" (todo eso me lo han dicho ya), sino una de las rarísimas excepciones que prácticamente nadie conoce y que prefiero dejar de lado.

Y curiosamente, a pesar de sentirme injustamente juzgada, yo hacía lo mismo sin quererlo, porque claro, la lactancia es la opción más sana y más natural, y yo tenía Un Buen Motivo pero las demás daban el biberón por pura pereza porque no habían sabido buscar a nadie que les apoyara al principio. Lo sé, lo sé, era una actitud horrible, y lo reconozco. Y a lo mejor por eso, El De Arriba decidió darme una lección a la segunda.

Cuatro Arándanos

No, no me he esfumado ni he abandonado el blog, pero casi es primavera y nos ha salido un arándano más en el jardín que requiere cuidados constantes y regar doce veces al día.
He decidido que comer, ducharme y lavarme el pelo (con bicarbonato o no) es mejor elección que actualizar el blog... al menos por el momento y hasta que encontremos la manera de ser cuatro y no morir de sueño en el intento.
Un cálido saludo a todos desde Arandanolandia y nos leemos en breve.





Mi experiencia con la tienda de tés Gently Stirred

No es un secreto que me apasiona el té. Pero por mucho que me comparen con La Hierbas, mi preferido es el té de verdad (Camellia sinensis), es decir: té negro, verde, blanco... nada de infusiones y tisanas (éstas las reservo para cuando estamos enfermos...). Sin embargo, tengo un problema con el té de verdad: me sienta fatal todo lo que lleve cafeína, y además se supone que las embarazadas no pueden tomarla. Y encontrar té sin cafeína, y además que sea en hojas, donde yo vivo es absolutamente imposible. Así fue como di con la tienda de tés online Gently Stirred.

Arriba a la derecha un paquete de té envuelto en papel de seda, y más abajo un par de muestras que incluyeron por cuenta propia.


Fueron los únicos que encontré que estaban dispuestos a enviarme té sin cafeína en hojas (o sin teína, llámenlo como quieran) por un precio decente. Además mi segunda condición era que se tratara de té descafeinado con CO2 a alta presión, que no deja residuos nocivos en el té. En general, al café y al té suelen quitarles la cafeína usando cloruro de metileno (diclorometano), que es mucho más barato pero personalmente no me da mucha confianza.

Receta: pan de trigo sarraceno con nueces

Este pan está tan bueno que me siento mal por no haber descubierto antes la receta. Lo más gracioso es cómo acabé haciéndolo, porque la receta usa la mitad de harina de trigo sarraceno y la otra mitad de harina blanca, y en mi casa nunca hay harina blanca de trigo (será que somos muy raros, pero solemos usar sólo espelta y kamut integral para la mayoría de cosas). Pero con las fiestas y demás, me entró nostalgia y quise hacer un roscón de Reyes, así que compré harina "normal" en el mercado, supuestamente venida directa del molinero. Lo malo es que después de mucho investigar descubrí que un buen roscón tiene que tener un montón de grasa y azúcar, en caso contrario es lo mismo que comerse un pan reseco en forma de rosquilla. Así que desistí con lo del roscón. Y se me quedó la harina en el armario, sin saber qué hacer con ella. Decidí usarla para algo un poco más sano que un roscón, y al final terminé probando esta maravillosa receta de pan de trigo sarraceno. 

receta Pan de trigo sarraceno con nueces
Pan de trigo sarraceno con nueces.

RECETA: PAN DE TRIGO SARRACENO CON NUECES

10 Ideas para una Nochevieja solos con niños pequeños

Es bastante probable que esta Nochevieja la celebremos en petit comité, y no será la primera ni la última vez. Atrás quedaron los tiempos de las fiestas locas (si es que alguna vez las tuvimos); sin embargo tampoco me va eso de fingir que es una noche cualquiera e irme a la cama a las diez. Por eso estoy ahora mismo haciendo planes para dos adultos con mucho sueño y una niña de pocos años (ésta última sin pizca de sueño, claro está).

¿Home alone con los niños en Nochevieja?  No sois los únicos. (Foto fireworks3_c.jpg cortesía de Sebastiano, morgueFile.com)




10 IDEAS PARA UNA NOCHEVIEJA SOLOS CON NIÑOS PEQUEÑOS